//Soy Emprendedor, soy autoempleado. ¿Cómo superar las desventajas?

Soy Emprendedor, soy autoempleado. ¿Cómo superar las desventajas?

Esta figura es la que popularmente llegan a calificar como la más cercana a la libertad laboral, pero con muchos matices. Si dejásemos de lado regímenes y condiciones especiales, el autoempleado es aquella persona que ha decidido convertirse también en su propio jefe, es decir, cobra por lo que trabaja, ni más ni menos. Sus ingresos van directamente a sus bolsillos y las deudas también.

En el libro “Padre Rico, Padre Pobre”, Robert Kiyosaki comenzó a crear su fortuna como autoempleado. Pero, ¿ cuál es el problema?

El Padre Rico no tenía nada en contra de los autoempleados, de hecho, él comenzó su imperio siendo uno, el problema es no conocer la diferencia entre iniciar un emprendimiento para ser un empresario e iniciar un emprendimiento para ser un autoesclavo. Seguramente deseas ser dueño de un negocio y no dueño de un empleo.

Entonces, ¿Es lo mismo autoempleado y empresario?
Hay multitud de emprendedores que pueden llegar a confundir las condiciones de uno y otro ya que se encuentran en situaciones donde creían que esta nueva condición de trabajador les iba a aportar una mayor libertad, cuando en realidad sucede lo siguiente:

Se ven como los únicos capaces de llevar a cabo las tareas que se tienen que efectuar.

Cuando ellos no están, algunas funciones de producción y/o ventas se detienen.

Cuando llega un cliente, tiende a solicitar exclusivamente su trato.

Si se pone manos a la obra, una hora de trabajo suyo equivale a una hora de resultados, sin embargo, una hora delegada podría pasar a convertirse en 5 horas de producción si lo hicieran otros empleados.

Desventajas de ser autoempleado y cómo superarlas.

1. Si no trabajas “no comes”.
Un autoempleado es una persona que depende completamente de sí misma para ganar dinero y si bien esto tiene muchos beneficios, esta es una desventaja que no se puede ignorar.

Esto quiere decir que si en algún momento te enfermas o necesitas tomarte unos días libres, no percibirás ingresos. Lo que es bastante contraproducente para tu economía si se trataba de un dinero con el que estabas contando.

Con esto no queremos decirte que corras a buscar trabajo en un empleo tradicional con vacaciones y reposos remunerados; sino que estés consciente de esto para que no te tome por sorpresa y puedas tomar medidas para prepararte.

Un seguro de accidentes personales que incluya remuneración por incapacidad laboral puede ser una opción viable para los autónomos; ya que su precio no es demasiado alto y se trata de un buen apoyo en caso de imprevistos.

2. Lograr estabilidad es complicado al inicio.
Las empresas pueden destacar de su competencia gracias a su reputación.

Lo mismo ocurre con las personas que ofrecen sus servicios de manera autónoma; necesitan construir una reputación sólida para que su cartera de clientes crezca.

Mientras esto no ocurre es muy probable que la estabilidad se vea comprometida, pero como dice un sabio refrán “hay que comerse las verdes y luego vendrán las maduras”.

Al principio será todo un reto, pero a medida que te mantienes firme y sin descuidar la calidad del desempeño, lograrás que solo el inicio sea así de amargo.

3. En muchos casos necesitan trabajar más que las personas que se encuentran en los otros cuadrantes del flujo del dinero.

Esto es algo común, sobre todo al inicio donde deben trabajar para más clientes a precios bajos mientras levantan su reputación.

Muchas personas entran al mundo del trabajo autónomo porque quieren más libertad de tiempo.

Si bien es cierto que la consiguen, ya que son ellos mismos quienes agendan las citas y aceptan o no los proyectos en los que se involucrarán; también es un hecho que debido a esto mismo, en muchas ocasiones para poder recaudar el dinero necesario para pagar las cuentas, los autónomos deben trabajar todos los días de la semana y con muy pocos descansos.

Para que tú no tengas que experimentar esto, la recomendación es que te hagas un horario de trabajo, que te convenga, con el que te sientas satisfecho, y que respetes; para que también tengas espacio para prestarle atención a los otros aspectos de tu vida.

4. Deberás desarrollar experticia en varias áreas.
Esto puede ser visto tanto como una ventaja. Sin embargo, también como una desventaja, por la presión que puede existir alrededor.

No es lo mismo aprender algo bajo presión porque lo necesitas para ya -con el método de ensayo y error- que hacerlo tomándote tu tiempo.

Un autónomo, al trabajar por su cuenta deberá saber de varias áreas, ya que no cuenta con un equipo que le apoye en su práctica.

5. Deberás lidiar con personas irresponsables en los pagos.
Muchas veces ocurre que la gente contrata autónomos y luego al momento de pagar las facturas, se tardan un montón de tiempo, o faltan a los contratos porque creen que no se trata de algo tan serio; esta es una de las desventajas de ser autoempleado más frustrantes.

Esto es uno de los “males más comunes” de los freelancers. Si no quieres ser una víctima más de la buena voluntad, la recomendación es que tengas unas políticas robustas que te garanticen, al menos en un porcentaje importante; que ambas partes cumplirán con lo que les corresponde.

A veces la timidez, la falta de confianza en sí mismo o hasta la necesidad, hacen que los freelancers sean demasiado flexibles en sus condiciones para trabajar; lo que les crea estos problemas con clientes.

Aunque nadie está del todo exento, contar con políticas explícitas y acordadas previamente, disminuirá las probabilidades de incumplimientos.

Conclusión de las desventajas de ser autoempleado.
Lo que recomendamos es que tu trabajo como autoempleado sea una transición para convertirte en empresario. De esta forma podrás contar con un equipo de trabajo consolidado que sea un apoyo para tu práctica.

#SomosEmprendedorescr #CostaRica #BokanGroup #SomosPerezZeledon